Blogger Biblioteca Pública José María Vélaz

miércoles, 5 de marzo de 2014

Cuturpilla

CUTURPILLA



Hace mucho tiempo existieron dos fuertes guerreros llamados Pamusca y Paxi que eran considerados los mejores en batalla, por lo que se hicieron muy amigos, y su amistad fue sincera hasta que se enamoraron de Cuturpilla, una joven doncella que tenía un corazón bondadoso y amable.
Pamusca fue el primero que intentó enamorarla, pero su actitud era ostentosa y siempre alardeaba del amor que la princesa le demostraba, por lo que ella se sentía lastimada, pues no tenía ni un poco de amor para ese guerrero charlatán.
Por el contrario, Cuturpilla amaba en secreto a Paxi y él le correspondía con un cariño calmado, silencioso, intenso y noble, pero Pamusca ignoraba ese amor, lo que hacía que afuera, en el combate, los dos trabajaran en equipo y juntos pudieron dar muerte a muchos invasores que querían  someter a su tribu, por lo que el cacique vivía agradecido con los jóvenes valientes.
Un día Pamusca decidido a conseguir a Cuturpilla, le declaró su amor y le pidió que fuera su esposa, pero la princesa, le confesó su adoración por Paxi y le dijo que jamás se casaría con él. Pamusca montó en cólera y salió a buscar al infeliz que le había robado el amor de su bella dama y cuando encontró a Paxi se abalanzó sobre él, tan lleno de rabia, que todos los hombres tuvieron que sostenerlo con fuerza, para que no hiriera a su amigo. El cacique muy preocupado trató de enfriar los ánimos de los guerreros, pero ninguno de los dos quiso escuchar sus palabras y desde ese día fueron enemigos.
Entonces, desesperado trató de convencer  a Cuturpilla para que se casara con Pamusca, pero ella se negó y el Cacique le ordenó que en adelante no podría salir de su choza, para que ellos no la vieran nunca más. Cuturpilla aceptó el mandato del jefe y Pamusca estuvo calmado por un tiempo, pero sólo pensaba en vengarse de Paxi por no haber respetado su amor por la doncella. Así que una mañana, en que tuvieron que salir a una batalla, Pamusca se metió entre el enemigo y cuando Paxi se aproximó le dio muerte con su lanza.
Los hombres llegaron triunfadores al pueblo, pero con ellos no regresó Paxi, porque según dijo Pamusca, había sido herido en combate, pero de inmediato Cuturpilla supo que él le había dado muerte y corrió al campo, en donde encontró su cuerpo yerto. La doncella lloró de dolor muchos días y los dioses al ver su sufrimiento, la transformaron en un aguerrido Cóndor, que vuela las montañas de los andes, lanzando angustiosos gemidos por Paxi, el guerrero que la amó en silencio.



Autor: Franklin Barriga López
Adaptación de la leyenda titulada “Cuturpilla.  Tomado de “Leyendad y tradiciones de Cotopaxi” Editorial Pío XXI.  Ambato-Ecuador, pás.35-39.  Pertenece a la tradición oral.
Tomado de: América y sus leyendas tomo F
VOLUNTAD





No hay comentarios:

Publicar un comentario