Blogger Biblioteca Pública José María Vélaz

viernes, 23 de septiembre de 2011

¿Quién es la señora García? - Mayo


¿QUIÉN ES LA SEÑORA GARCÍA?
-¡Julia, estás volviéndome loca!  -gritó mamá-.
Anda a jugar con Enrique.

-Mi mamá está molesta conmigo –dijo Julia.
-Es culpa de la señora García –dijo Enrique.
-¿Quién es la señora García? –preguntó Julia.

-Tu mamá no está molesta contigo.  Está molesta porque cuando estaba parqueando su carro con mucho cuidado, el señor Rodríguez, en el carro de atrás, le pitó.
-Ah –dijo Julia-. Cuéntame lo de la señora García.
-Pero –dijo Enrique-, el señor Rodríguez no estaba enfadado con tu mamá.  Estaba molesto porque la señora Rodríguez lo llamó “estúpido”.
-¿Y la señora García? –preguntó Julia.
-La señora Rodríguez en realidad no piensa que su marido sea estúpido –dijo Enrique-.  Ella estaba de mal humor porque la señora Oviedo le exigió que se apurara en la caja del supermercado.
-Quiero saber sobre la señora García –dijo Julia.
-Tu sabes que la señora Oviedo normalmente no es tan brusca –continuó Enrique-. Estaba irritable porque Rosa, su gata, la había arañado.
-¿Y entonces quién es la señora García? –preguntó Julia.
-Rosa no tiene la costumbre de arañar –siguió Enrique-.  Rosa estaba alborotada porque Tomás la había estado correteando.
-¿Y esto tenía que ver con la señora García?
-preguntó Julia.
-Claro –dijo Enrique- que Tomas aprecia a Rosa.  Lo que pasa es que estaba sensible porque la señora Ramos no le había devuelto su pelota.
-¿Y todo por culpa de la señora García? –preguntó Julia.


Enrique continuó:
-A la señora Ramos en realidad no le interesaba la pelota de Tomás, estaba furiosa porque alguien había lanzado tostadas a su ventana.
-¿Pero, qué pasó con la señora García?
-Espera –dijo Enrique-. Ese alguien era Ana Gil.  Ana le había lanzado las tostadas a su hermano Manuel, que la había llamado con un nombre grosero.  Pero Ana había fallado en el tiro.
-La señora García, la señora García. ¡la señora García! –exclamó Julia.
-Cuando Manuel llamó a Ana con el nombre grosero, estaba pensando en el señor Morales, que lo había empujado al pasar por su lado en la escalera.
-Sí, pero ¿quién es la señora García? –preguntó Julia de nuevo.
-Ahora –dijo Enrique-, el señor Morales, que trabaja en las noches, se había desvelado y por poco se enloquece con el ruido de la señora del piso de arriba, que había estado caminando en sus tacones por todo el lugar en la madrugada.
-Ya se, es por culpa de la señora García –suspiró Julia.
-Esa señora era la señora García – dijo Enrique con una sonrisa…

-¿Ves? Por la señora García comenzó todo.  ¡La señora García y sus tacones!

-Yu-hu, Julia! –llamó mamá -. Siento haberme molestado.  Vengan ambos, sentémonos aquí a comernos un helado.
-Gracias, mamá –dijo Julia-.  Yo sé que no estabas enfadada conmigo.  Era a causa de la señora García.
-¿La señora García? –dijo sonriendo mamá-.  -¿Quién es la señora García?

Autor: David McKee
NORMA

David McKee: (Devon, Reino Unido, 1935) es un escritor e ilustrador británico, conocido especialmente por ser el creador de la serie de Elmer, el elefante de colores inspirado en la obra de Paul Klee. También ha trabajado como animador en la compañía King Rollo Films, en ocasiones con personajes de su creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario